sábado, 23 de diciembre de 2006

Cuando uno piensa que las cosas parecen resueltas a estar equilibradas... siempre la vida te demuetra que el equilibrio es una variable mas a la cual enfrentamos... y que resulta una ilusion de la cual los librianos nos aferramos...

En estas ocaciones es cuando me doy cuenta de que la vida nos es mas que un ir y venir... que despues de la calma viene la tormenta, que luego de su paso deja nuevamente una placida calma, repitiendose el cilclo infinitamente.

Es una especie de afortunada condena, esta de estar siempre VIVOS.
Es lindo estar en calma... pero... ¿que seria sin la tormenta? esa que nos amenaza, que nos dice "aca estoy y te puedo voltear" es esa pequeña posibilidad de caer la que nos recuerda estar realmente en pie... estar disfrutando... estar ahi... simplemente estar...

Sin esa posibilidad nuestras vidas serian una suerte de monotonia estable... monotonia aburrida.. monotonia desquisiante...

Es bueno saber que duele una lastimadura... es bueno saber que moja el agua... es bueno sentir que se puede, sentir hambre, celos, amor, odio... simplemente sentir...

Las cosas siempre son lo que uno quiere que sean... eso dicen algunos... realmente es una frace que sera a cada uno segun como se forge..

Y estas palabras salen siempre cuando uno no las espera...
sencillas enrrosacadas... pero muy sinceras. muy verdaderas...
Publicar un comentario